El mantenimiento de las dehesas y el papel que juegan en nuestra biodiversidad.

El agricultor y el ganadero han evolucionado, prefiriendo cada vez más, ciclos cortos, reemplazando a los largos. Como consecuencia  los olivares se están sustituyendo  por campos de labor, las dehesas por cereales, el sistema extensivo de pastoreo por el intensivo de establos y granjas. El motivo de este cambio se encuentra en el aumento de la tasa de productividad, aunque con un coste, la grave disminución de la estabilidad ecológica.

Nuestra superficie peninsular, es un centro de diversidad biológica de primer orden, y las dehesas son un ejemplo paradigmático de paisaje mediterráneo manejado de alta diversidad. El bosque ahuecado y manejado por el hombre ofrece oportunidades de establecimiento a un amplio número de especies. Los gestores de las dehesas distinguen con facilidad varios tipos de pastos, desde los constituidos sobre todo por anuales de fenología efímera, a los perennes de mayor valor ganadero que varían entre majadales, vallicares, lastonares o juncales dependiendo de factores locales ligados tanto a heterogeneidad del suelo como al manejo del ganado. Sin embargo, por causas económicas el hombre ha intervenido en el medio alterando su equilibrio, beneficiando a unas especies frente a otras.

etiqueta_cd

En el caso de las dehesas, la intervención del hombre ha consistido en esencia en obtener del bosque mediterráneo superficie de pastizal o cultivos eventuales con operaciones de roza y poda de las especies leñosas, a costa del primigenio monte bajo. Con respecto al bosque se fijaron dos objetivos claros polivalentes y alternativos:

– Maximizar la producción de hierba pastable-henificable o de cultivos forrajeros o de grano.

– Maximizar la producción de frutos por parte de su arbolado, productor de las codiciadas bellotas, claves para la montanera y que también desempeñan una función clave en el mantenimiento de la dehesa, sirviendo estos árboles como:

  • Protector del suelo contra la erosión y calcinación.
  • Cobijo para los animales de la lluvia o del calor.
  • Cobijo para los vegetales, manteniendo la humedad necesaria.

 

dsc_00380333

Ante la explotación del hombre de la dehesa, dos son los motores para su mantenimiento y el de su biodiversidad. Por un lado la biodiversidad total, depende de la compleja distribución de los distintos elementos de su paisaje, y por otro, de mantener una cobertura adecuada de árboles dispersos. La combinación de estos dos factores es la responsable de los altos niveles de diversidad.

A una escala mayor, la conservación de varios elementos emblemáticos de nuestra diversidad biológica, a nivel nacional, reside en buena parte en el mantenimiento de este paisaje. Por ejemplo, especies en peligro de extinción como el águila imperial, el buitre negro o incluso el lince ibérico manifiestan un vinculo con las dehesas significativo, al emplearlas como zonas prioritarias de alimentación, aunque se refugien en hábitats próximos no humanizados, no hay duda de que su supervivencia está ligada a la de la dehesa. Así, la dehesa como valor clave para la conservación de especies se extiende a otros muchos grupos de organismos, por tanto podemos decir, que el mantenimiento de la dehesa es uno de los aspectos clave en la conservación de la diversidad biológica mediterránea.

Por tanto, concluimos que una modificación o cambio intenso en la explotación de la dehesa tendría consecuencias dramáticas a la hora de mantener la enorme diversidad biológica y todos los servicios ambientales ligados a ella. Es por esto, que la conservación de la biodiversidad de la dehesa exige el mantenimiento de su superficie actual, pero también de la gestión que las generó adaptada a los conocimientos actuales. Entre todos debemos colaborar por mantener un entorno que además de bello, es clave para la supervivencia de la diversidad del paisaje mediterráneo.

 

Autores: Ignacio Burgos Serrano & Pablo Carretero Bordonaba

Departamento de Marketing del Grupo IDS – Incaher Don Saturnino

Artículo propiedad de Grupo IDS – INCAHER DON SATURNINO S.L