Correcta Elección de un Jamón Ibérico de Calidad

Para elegir un jamón de calidad es fundamental percibir ciertos detalles que lo diferencian y lo identifican como un buen jamón ibérico.  Para ello debemos observar todas las características de las piezas que estamos viendo. Aquí van unos consejos para distinguir un jamón de alta calidad:

Observa la pieza

Debemos fijarnos en  atributos de la propia pieza. El jamón ibérico posee  una caña alargada y  delgada, con una forma estilizada.

A nivel interno, el jamón debe estar relleno  de músculo y grasa, la pieza debe tener un color rojizo que resulta muy atractivo  en la parte grasa del jamón los  colores oscilan de blanco a un color rosado, también podemos encontrarnos con  algunas zonas ligeramente amarillentas.

Es importante encontrar un veteado ligero ya que esto denota, que la pieza tiene  grasa intramuscular  lo cual es síntoma de que el cerdo tuvo  un buen desarrollo términos de alimentación y ejercicio físico.

foto2

Analiza su grasa

Esta parte nos indicará  el sabor a la carne y por  tanto es un aspecto fundamental. Para ello, debemos fijarnos  en la parte más ancha del jamón la cual debe cubrir la zona lateral y continuar hasta la punta. Una buena grasa se suele caracterizar porque es muy sedosa.

Un olor característico

No es necesario tener un gran olfato ni realizar un gran esfuerzo para detectar un buen jamón ibérico . Su olor es intenso, persistente y entre sus matices aromáticos podemos encontrar un aroma a curado junto con un aroma añejo, esto además denota un correcto tiempo de curación. Una cosa está clara, el olor de un buen jamón ibérico es inolvidable.

PLATO DE PALETA1

Ahora que ya conocéis todas estas claves para detectar un jamón ibérico de calidad, no fallareis nunca en su elección. Aunque si compráis un jamón Don Saturnino el exito esta asegurado